b7 Curación de un hombre poseído por un demonio

Referencia bíblica: Marcos 5:1-20

Énfasis sugerido: Satanás lastima a las personas y quiere que sufran.  Jesús es más fuerte que Satanás.  Él ama a la gente, así que los ayuda y los salva de Satanás.


Panorama general de la historia:

Para mucha gente, un salvaje trastornado que vivía en un cementerio sería alguien a quien evitar. En vez de ignorar el sufrimiento del hombre, Jesús vio más allá de la condición externa del hombre. En un evento muy extraño para nosotros hoy, Jesús realmente habló a los espíritus malignos dentro del hombre, les ordenó que salieran de él y los envió a una manada de cerdos. Los cerdos entonces corrieron por un acantilado hasta su muerte. Satanás causó daño al hombre enviando espíritus malignos a vivir dentro de él.  Jesús tuvo misericordia del hombre y usó su poder para ayudarlo.

Estudio de antecedentes:

(También puede leer sobre esta historia en Mateo 8:28-34 y Lucas 8:26-39)

Si se tratara de una película, ¡la primera escena sería apasionante! Estamos en mitad de la noche. Jesús y sus discípulos acaban de pasar por una terrible tormenta. Los discípulos se están tambaleando al darse cuenta de que Jesús podría hablarle a una tormenta y hacer que se detuviera. Luego, amarran el bote cerca de un cementerio y un hombre poseído por un demonio desnudo (cubierto de sangre y con cadenas rotas) sale corriendo a gritarle a Jesús.

La región de los gerasenos estaba en el lado opuesto del Mar de Galilea de donde muchas de las otras historias sobre Jesús tienen lugar. Era un lugar donde vivían muchos gentiles (no judíos). Esto se puede ver en el hecho de que había una enorme manada de cerdos cerca (versículo 11). Los judíos no comían cerdo porque Dios lo había declarado impuro, así que no los criaban.

Otra cosa que era impura era una tumba. Se suponía que los judíos no debían estar cerca de los cadáveres. El hecho de que este hombre viniera a ellos desde las tumbas revela una de las diferencias. Era un hombre impuro, que vivía en un lugar impuro, rodeado de animales impuros. Su reputación era tan mala que incluso los gentiles de la ciudad cercana lo habían echado. Este hombre vivió una vida patética. Ser poseído por demonios había arruinado su vida.

El relato de Maeo menciona a dos hombres poseídos por demonios. Marcos y Lucas sólo mencionan uno, así que tal vez uno de los hombres fue el más extrovertido y el otro se abstuvo de hablar.

Los demonios que vivían en el hombre usaron la voz del hombre para dirigirse a Jesús. Incluso los demonios reconocen el poder de Dios y los demonios usaron el nombre de Dios en un vano, como un intento de protegerse a sí mismos. Una «legión» romana es un grupo militar formado por 6000 hombres, lo que indica el gran número de demonios que poseía al hombre.

El poder de Jesús se ve en su habilidad para conversar con poderes malignos que los humanos ni siquiera podemos ver. Jesús ordenó a los demonios que se transfirieran a la manada de cerdos cercanos. Los cerdos corrieron hacia el mar y se ahogaron. Tal vez este fue un destino final en lugar de un castigo eterno de “el abismo” (Lucas 8:31).

Este encuentro fue expectacular. Los que cuidaban a los cerdos habrían estado muy confundidos. Ellos corrieron a contarle a todo el mundo en la ciudad.

La gente del pueblo había intentado mantener a este hombre alejado, encadenándolo y escondiéndolo. Es más fácil alejarse o expulsar a las personas que tratar con ellas y vivir a su lado. Ésto y el hecho de que Jesús estaba interrumpiendo su estabilidad económica (cerdos) hizo que la gente le pidiera a Jesús que se fuera.

Jesús sabía que el hombre sanado sería un ejemplo vivo para toda la gente. Aunque el hombre quería ir con Jesús, Jesús le dijo que volviera con su familia y les contara todo lo que el Señor había hecho por él.

Hay más en este universo de lo que realmente podemos ver.  Hay un reino espiritual.  La atención indebida o la dramatización del mundo demoníaco podría asustar a los niños pequeños. Sin embargo, es perjudicial dejarlos ignorantes y vulnerables a los ataques de Satanás al no mencionarlo nunca.  Considere cuidadosamente la cantidad de información que proporciona y cómo la relaciona.

  • Los niños pequeños pueden entender que Satanás y sus ayudantes sólo quieren herir a la gente y Jesús sólo quiere ayudar a la gente.  Jesús es más fuerte que Satanás.  Satanás estaba lastimando al hombre en la historia de hoy y Jesús hizo que Satanás se fuera.
  • Los niños mayores pueden comprender mejor la idea del mundo invisible y la guerra espiritual.  Satanás es fuerte, pero Jesús es más fuerte.  La cruz fue el último despliegue de triunfo de Jesús sobre Satanás.  En los días previos a la crucificción, Satanás parecía estar «enviando sus tropas» en un vano intento de demostrar que aún podía tener poder sobre la gente.  Durante su ministerio (y en la historia de hoy) Jesús demostró una y otra vez que podía derrotar a Satanás y salvar a la gente echando fuera demonios.

«Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.»  Efesios 6:10-12, NVI

«El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo ha estado pecando desde el principio. El Hijo de Dios fue enviado precisamente para destruir las obras del diablo..» 1 Juan 3:8, NVI

«Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal.» Colosenses 2:15, NVI

Jesús sabía que tenía el poder de ayudar a este hombre que estaba en un profundo dolor y lo hizo.  Se apiadó de él.  Ayude a los niños a reconocer a las personas que sufren a su alrededor. Ayúdeles a planear maneras de mostrarles misericordia.

Arriba

Manera de presentar la historia:

Use cualquier superficie disponible (papel, pizarra, pizarra o arena) para guiar a los niños en el dibujo de círculos.  Luego les guiarás para que dibujen expresiones en los rostros.  Primero haga que todos los niños dibujen una cara feliz.  Hable sobre por qué esta persona podría ser feliz.  Ahora dibuje una cara triste y pregunte a los niños qué razones podrían causar que esta persona esté triste.  Continúe llenando los rostros y úselos para hablar de las personas que podrían estar sufriendo, solas, enfermas, acosadas, etc.  Estas situaciones deben relacionarse con la edad y las experiencias de los niños en su clase.

Explique que Dios quiere que tengamos cosas buenas en nuestras vidas.  Cuando seguimos a Dios podemos ser felices incluso cuando nos pasan cosas malas.  Pero Satanás quiere que estemos tristes y heridos todo el tiempo.  Satanás estaba lastimando a un hombre en la historia de hoy.

La historia:

Fue una noche muy aterradora cuando el barco llegó a la orilla. Jesús y sus discípulos se bajaron del barco y se dieron cuenta de que estaban en un cementerio. ¿Tendrías miedo si estuvieras en un cementerio oscuro por la noche?

Las cosas se volvieron aún más aterradoras cuando un hombre salió corriendo del cementerio. Estaba gritando y gritando. No llevaba ropa y tenía arañazos y sangre por todas partes. El hombre tenía una cadena rota que colgaba de sus muñecas y tobillos.

¿Qué harías si vieras a alguien actuando de forma tan extraña? Los discípulos estaban asustados pero el hombre no vino a ellos. Corrió directamente hacia Jesús y comenzó a hablar con una voz muy extraña. Los discípulos querían huir, pero Jesús no huyó.  Jesús sabía que la razón por la que este hombre estaba actuando tan extraño era que Satanás había enviado espíritus malignos a vivir dentro de él. Vio lo mucho que el hombre estaba sufriendo y quiso ayudar.

Este hombre no tenía amigos. Nadie en el pueblo lo quería cerca porque actuaba de forma muy extraña. Solían ponerle cadenas y tratar de mantenerlo alejado de la ciudad, pero el hombre era muy fuerte y rompió las cadenas. Empezó a esconderse en el cementerio para que nadie pudiera encontrarlo. No actuaba con normalidad. Incluso solía tomar trozos de vidrio y cortarse.

Pero Jesús quería ser amigo de este hombre y ayudarle.  Jesús podía ver cosas que nadie más podía ver. Podía ver dentro del corazón del hombre y sabía que Satanás había enviado espíritus malignos a vivir dentro de su corazón.

Pero Jesús es más fuerte que Satanás.  Él sabía los trucos malvados de Satanás.  Nadie podía ver a los espíritus malignos dentro del hombre. Nadie, ¡excepto Jesús!

Jesús miró al hombre y le dijo a los espíritus malignos que había dentro de él: «¿Cuál es tu nombre?

«Mi nombre es Legión,» contestó el hombre con una voz muy extraña, «porque somos muchos.»  La voz del hombre sonaba extraña porque en realidad eran los espíritus malignos los que estaban respondiendo a Jesús.

Jesús ordenó que los espíritus malignos abandonaran a este hombre inmediatamente.  Los espíritus malignos abandonaron al hombre y se metieron dentro de unos cerdos que estaban cerca.  Cuando esto sucedió, todos los cerdos comenzaron a actuar de manera tan extraña que saltaron de un acantilado al mar y murieron. Los dueños de los cerdos estaban tan sorprendidos que corrieron a la ciudad para contarles a todos lo que había pasado.

La gente se apresuró a regresar a la orilla esperando ver al hombre aún encadenado y lastimado.  Pero eso no es lo que encontraron.  El hombre no parecía nada inusual ahora. Llevaba ropa limpia y actuaba con mucha normalidad. Estaba sentado en silencio hablando con Jesús.

Cuando Jesús y sus discípulos fueron a subirse a la barca, el hombre también trató de subirse.

«No», le dijo Jesús, «Vuelve con tu familia y cuéntales todas las cosas maravillosas que Dios ha hecho por ti hoy».

El hombre hizo lo que Jesús dijo. Volvió con su familia y les habló de Dios. Les dijo que Satanás sólo quería hacerle daño.  Jesús era bueno y no quería que la gente sufriera.  Jesús era más fuerte que Satanás.
Arriba

Maneras de contar la historia:

Esta historia puede ser contada usando una variedad de métodos.  Siempre manténgase fiel a los hechos que se encuentran en la Biblia, pero ayude a los niños a conectarse con su significado usando el drama, las ayudas visuales, la inflexión de la voz, la interacción del estudiante y/o la emoción.

Haga click aquí para ver ayudas visuales y métodos para contar historias.

Haga clic aquí para descargar estas ilustraciones y la presentación de imágenes Sea selectivo.  Cada maestro es único, así que sólo use las ilustraciones que mejor se relacionen con la manera en que USTED está contando la historia en ESTA lección. Demasiadas ilustraciones pueden ser confusas, así que elimine las que cubran otras historias o detalles que no desee enfatizar en esta lección.

Preguntas de repaso:

  1. ¿Dónde vivía el hombre poseído por los espíritus malignos? En un cementerio (tumbas)
  2. ¿Qué se arrancó el hombre poseído por el demonio de sus manos y pies? Cadenas
  3. ¿Adónde fueron los espíritus malignos cuando Jesús los echó? En una manada de cerdos
  4. Cuando Jesús arrojó los espíritus malignos a la manada de cerdos, ¿qué pasó con los cerdos? Se tiraron al agua por un precipicio y se ahogaron.

Arriba

Canciones sugeridas:

Arriba

Actividades de aprendizaje y manualidades:

(Como elegir las mejores actividades de aprendizaje para mi situación de enseñanza)

Actividades:

  • Divida el papel en dos columnas. Titule a uno en la parte superior como «Jesús y Dios» y al otro como «Satanás y los espíritus malignos».  Explique a los niños el contraste entre las dos columnas. Como resultado de la historia de hoy, la discusión debe resaltar el poder que Dios tiene sobre Satanás y el hecho de que él quiere amarnos y protegernos mientras que Satanás sólo quiere hacernos daño.  Algunos versículos útiles para la discusión podrían ser:
  • Jesús se apiadó del hombre y le ayudó.  Guíe a los niños a pensar en situaciones en las que puedan mostrar misericordia hacia alguien que está sufriendo.
    Haga clic aquí para obtener instrucciones..

    • En tarjetas individuales o trozos de papel escriba varios escenarios o situaciones típicas de las edades de los niños de su clase.  Debería haber un escenario en cada papel.  (Ejemplos: un niño ha sido intimidado en la escuela, la madre de mi amigo ha muerto, el perro de un niño ha desaparecido, una niña en el patio de juegos se cayó de la parte superior del tobogán y está llorando, hay un niño nuevo en mi clase).
    • Coloque las tarjetas boca abajo sobre una mesa y deje que los niños se turnen para seleccionar una.
    • Después de tomar la tarjeta, el niño lee el escenario escrito en ella y luego describe cómo ayudarían a la persona en esa situación.
  • Las canciones que se aplican a la lección de hoy podrían ser Tengo la Alegría, Alegría, Alegría, Alegría, AlegríaSacude el Diablo y Tiene todo el mundo en sus manos

Visite la página de Ideas para la enseñanza en este sitio web para encontrar ideas que se puedan adaptar a cualquier lección.


Haga clic aquí para Curación de un hombre poseído por un demonio en papel tamaño carta (EE.UU.) 

Arriba

Otros recursos en línea:


Arriba

Jesus Heals a Demon-possessed Man Pin