b10 Jesús camina sobre el agua

Referencia bíblica: Mateo 14:22-33

Énfasis sugerido: Miren a Jesús y tengan fe en él. Él nos ayudará en nuestras vidas.

Versículo de Memoria: “En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan..”  Hebreos 11:6, NVI


Panorama general de la historia:

Jesús quería pasar un tiempo a solas en oración, así que les dijo a sus discípulos que siguieran adelante y llevaran la barca al otro lado del lago. En medio de la noche, los discípulos, atrapados en una tormenta, miraron a su alrededor y vieron a Jesús caminando hacia ellos sobre el agua. Los discípulos pensaron que estaban viendo un fantasma. Jesús le pidió a Pedro que caminara hacia él, así que Pedro salió de la barca y también caminó sobre las aguas. Cuando Pedro comenzó a mirar las olas en vez de a Jesús, comenzó a hundirse. Jesús lo salvó.

Estudio de antecedentes:

También puede leer esta historia en Marcos 6:45-51 y Juan 6:15-21. Es interesante y útil juntar las tres versiones. Mateo es el único que registra que Pedro salió y caminó hacia Jesús. Marcos registra que Jesús se paró en la orilla y pudo ver a los discípulos esforzándose en remar a pesar de que estaban a 5 kilómetros de distancia y estaba oscuro. También menciona que Jesús estaba a punto de pasar cuando los discípulos lo vieron.

La cuarta, o última, vigilia de la noche (versículo 25) habría sido entre las 3-6 a.m. de acuerdo con los cálculos romanos. Los discípulos estaban en el lago sin Jesús, porque él los había enviado adelante para que él pudiera ir a la ladera de la montaña a orar. Se paró con la multitud de 5.000 personas y observó a los discípulos remar antes de despedirlos y de ir a estar solos. Tal vez Jesús quería orar por la pérdida de su primo Juan que acababa de ser decapitado (Mateo 14:1-13).

Marcos 6:52 registra que los discípulos todavía no entendían lo que había sucedido ese día cuando Jesús alimentó a los 5000. A veces la realidad es más difícil de creer que la ficción. Cuando vieron a Jesús caminando sobre el agua, comenzaron a pensar en una superstición. Muchos judíos de aquella época creían que la aparición de un espíritu durante la noche traía consigo un desastre.

Cuando escucharon la voz de Jesús, Pedro pidió confirmación. Quería asegurarse de que era Jesús, así que le hizo una prueba. «Si eres tú, dime que vaya contigo.» Se habrá sorprendido cuando Jesús le dijo: «Ven».

Muchos escritores han comentado sobre el caminar sobre el agua de Pedro. Algunos han hablado de su falta de fe que resultó en su comienzo a hundirse. Otros han mencionado que la razón fue que le quitó los ojos de encima a Jesús. Cualquier cosa que tengamos que decir sobre Pedro, recuerde que Pedro fue el único que realmente salió de la barca y se metió en las olas. Además, conocía a la persona adecuada a la que llamar cuando empezaba a hundirse. No les pidió a los otros discípulos que le tiraran una cuerda. Le pidió a Jesús que lo salvara. Jesús le preguntó a Pedro por qué dudaba. Pero recuerde, Pedro parecía tener más fe que cualquier otro en el barco esa noche.

¿En quién ponemos nuestra fe? ¿Es nuestra familia o nuestros amigos? ¿Hacemos responsable a la iglesia o a los líderes de la iglesia cuando caemos? ¿A quién buscamos para la salvación?

Los versículos de la Biblia sobre el poder de Dios sobre el mar: Salmos 89:9; Isaías 51:10,15; Jeremías 31:35

Arriba

Manera de presentar la historia:

Pregunte cuántos de los niños saben nadar. Pasen un rato hablando de la diversión que han tenido en el agua. ¿Puede alguien flotar? ¿Cómo se flota? ¿Puede alguien flotar en su espalda? ¿Estómago? ¿Rodillas? ¿Puede alguien flotar en el agua de pie? Por supuesto que no! Pero alguien en la historia de hoy podría levantarse y caminar sobre el agua.

La historia:

Jesús y sus discípulos habían estado alrededor de multitudes de personas durante mucho tiempo. Ahora Jesús quería pasar un poco de tiempo a solas para poder orar. Por la tarde les dijo a sus discípulos que subieran a la barca y remaran hasta el otro lado del lago (que se llama el Mar de Galilea). Los discípulos se pusieron en la barca y Jesús subió al monte a orar.

El agua en el lago estaba agitada. Los discípulos tuvieron que remar muy duro. Entre las 3 y las 6 de la mañana sólo habían remado hasta la mitad del lago. Jesús había terminado de orar y miró hacia el lago y los vio remando (fue asombroso que Jesús pudiera ver cuatro o cinco kilómetros en el lago aunque estaba oscuro).

Jesús comenzó a caminar sobre el agua como si fuera tierra firme. No nadaba ni apenas se mantenía a flote. Simplemente caminó sobre el agua y no se hundió. ¿Qué crees que pensaron los discípulos cuando lo vieron pasar?

Lo adivinaste. Los discípulos tenían mucho miedo. Ellos no pensaron que era Jesús caminando. Pensaron que era un fantasma que pasaba flotando. Empezaron a gritar.

Al oírlos, Jesús llamó a sus amigos: «¡Ánimo! Soy yo. No tengan miedo».
Pedro no podía creer lo que oía. Eso no sonó como un fantasma. Eso sonó como Jesús. Tal vez fue un truco. Pedro decidió probar al fantasma.
«Señor, si eres tú,» dijo Pedro, «dime que vaya a ti sobre el agua.»

Entonces oyó la voz de Jesús: «Ven».

Pedro salió de la barca y comenzó a caminar hacia Jesús. Estaba caminando sobre el agua como Jesús. Entonces Pedro comenzó a mirar a su alrededor y a notar todas las olas y el viento. Dejó de pensar en Jesús y comenzó a pensar en el agua. Entonces Pedro comenzó a hundirse en el agua.

Le gritó a Jesús: «Señor, sálvame».

Jesús se agachó y agarró a Pedro. «Pedro», dijo, «¿por qué comenzaste a dudar de mí? Siempre debes tener fe en mí.»

Entonces Pedro y Jesús subieron a la barca y la tormenta se calmó inmediatamente. Todos en la barca adoraban a Jesús. Sabían que era muy importante tener siempre fe en Jesús.

¿Tienes fe en Jesús?

Arriba

Maneras de contar la historia:

Esta historia puede ser contada usando una variedad de métodos.  Siempre manténgase fiel a los hechos que se encuentran en la Biblia, pero ayude a los niños a conectarse con su significado usando el drama, las ayudas visuales, la inflexión de la voz, la interacción del estudiante y/o la emoción.

Haga click aquí para ver ayudas visuales y métodos para contar historias.

Haga clic aquí para descargar estas ilustraciones y la presentación de diapositivas. Sea selectivo.  Cada maestro es único, así que sólo use las ilustraciones que mejor se relacionen con la manera en que USTED está contando la historia en ESTA lección. Demasiadas ilustraciones pueden ser confusas, así que elimine las que cubran otras historias o detalles que no desee enfatizar en esta lección.

Preguntas de repaso:

  1. Cuando los discípulos vieron por primera vez a Jesús caminando hacia su barca en el agua, ¿qué pensaron que estaban viendo? Un fantasma
  2. ¿Quién caminó sobre el agua para encontrarse con Jesús? Pedro
  3. Mientras caminaba sobre el agua hacia Jesús, ¿cuándo comenzó a hundirse Pedro? Cuando miró las olas en vez de a Jesús

Arriba

Canciones sugeridas:

Arriba

Actividades de aprendizaje y manualidades:

(Como elegir las mejores actividades de aprendizaje para mi situación de enseñanza)

Actividades:

  • Antes de la clase, llene dos vasos transparentes con agua. Revuelva tres cucharadas de sal en uno de los vasos. Etiquete el agua salada como «fe» y el agua pura como «duda». Dibuje una cara en un huevo para usarla en esta actividad. Repase la historia y hable de lo que pasaría si tratara de caminar sobre el agua. Mientras hace esto, suavemente deje caer el huevo en el agua de la «duda» y observe cómo se hunde. Luego hable de cómo Jesús caminó sobre el agua mientras usted deja caer el huevo en el agua de la «fe». El huevo debería flotar. Continúe contando la historia que muestra cómo Pedro flotó (vaso de la fe) y luego se hundió (vaso de la duda). Luego describa algunas situaciones de la vida real que los niños podrían enfrentar y deje que coloquen el huevo en el vaso de la «fe» o «duda» de acuerdo con la forma en que actuarían en la situación. ¡Practique esto en casa primero!
  • A los niños pequeños les gustará usar cajas grandes para hacer un «bote». Todos pueden sentarse dentro del barco mientras usted cuenta la historia. Todos pueden «remar» y moverse con las olas. ¡Asegúrese de tener mucho miedo cuando crea que ve un fantasma!
  • Use un tazón de agua y experimente para ver qué objetos flotan y cuáles se hunden.

Visite la página de Ideas para la enseñanza en este sitio web para encontrar ideas que se puedan adaptar a cualquier lección.


Haga clic aquí para Jesús camina sobre el agua en papel tamaño carta (EE.UU.)

Otros recursos en línea:


Arriba

Jesus Walks on Water Pin