b2 Jesús predica en Nazaret

Referencia bíblica: Lucas 4:14-31

Énfasis sugerido: Anime a los que predican la palabra de Dios.

Panorama general de la historia:

Por primera vez en su ministerio, Jesús predicó en la sinagoga de su ciudad natal. Al principio, a los oyentes les gustó el mensaje que Jesús predicó. Cuando la gente comenzó a estar en desacuerdo con el mensaje de Dios, se enojaron con Jesús y trataron de tirarlo de un precipicio. Aunque toda la multitud estaba tratando de matarlo, Jesús milagrosamente caminó a través de ellos y se fue. Puede ser difícil compartir el mensaje de Dios.

Estudio de antecedentes:

Jesús comenzó a crecer en popularidad a medida que predicaba más y más. Un sábado (probablemente un año después de haber comenzado su ministerio) Jesús fue invitado a hablar en la sinagoga de Nazaret. Aunque nació en Belén, creció en Nazaret. Esta era su ciudad natal. La gente que había visto crecer a Jesús se habría emocionado de que un predicador tan popular hubiera venido de su pueblo. Era costumbre permitir que los maestros visitantes hablaran a la congregación con la invitación especial de los líderes de la sinagoga.

Note en el versículo 16 que era la costumbre de Jesús asistir a la sinagoga todos los sábados. Esta es una lección en sí misma con la que los niños pueden relacionarse.

Jesús leyó del libro de Isaías. La costumbre era leer del hebreo y luego él o alguien más lo parafraseaba en arameo, uno de los otros idiomas comunes de la época. Los pergaminos se guardaban en un lugar especial de la sinagoga y eran entregados al lector por un asistente especial. El pasaje que Jesús leyó sobre el Mesías (Isaías 61:1-2) puede haber sido uno que él eligió leer, o puede haber sido el pasaje asignado para el día. El versículo habla del ministerio de predicación y sanidad del Mesías -para satisfacer todas las necesidades humanas. Jesús estaba proclamando la liberación del pecado y todas sus consecuencias.

El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres.Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del Señor
y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo.  
Isaías 61:1-2, NVI

Era costumbre pararse mientras se leía la Escritura y sentarse mientras se enseñaba.

Los versículos 26-27 Jesús se refiere a 1 Reyes 17:1-152 Reyes 5:1-14

para mencionar a los gentiles a quienes Dios ayudó. El punto de vista de Jesús fue que cuando Israel rechazó al mensajero de redención de Dios, Dios lo envió a los gentiles – y así sería de nuevo si ellos se negaran a aceptar a Jesús. Este es el momento en que los judíos se pusieron tan furiosos con el mensaje que intentaron llevar a Jesús a un acantilado y arrojarlo.

El versículo 30 no dice si Jesús escapó milagrosamente o si simplemente pudo caminar entre la multitud como resultado de su presencia dominante. En cualquier caso, su hora de morir aún no había llegado. (Juan 7:30).

Arriba

Manera de presentar la historia:

Si es posible, tenga algunas fotos de alguien predicando. Muestre a la clase y hable lo que debe ser levantarse frente a la gente y hablar. Comparta sus propias experiencias al hacer discursos y pida a los niños que compartan. «En la lección de hoy hablaremos de un tiempo en que Jesús predicó en la ciudad de Nazaret.»

La historia:

Jesús fue a muchos lugares para contarle a la gente acerca de Dios. Después de haber estado haciendo eso por un tiempo, decidió volver a la ciudad de Nazaret. Nazaret era el pueblo donde Jesús había crecido. Ese era el pueblo donde vivían sus viejos amigos y maestros.

La gente de Nazaret había oído hablar de Jesús. Sabían que era un predicador y que a mucha gente le gustaba. Estaban orgullosos de Jesús y contentos de que fuera de Nazaret. Tal vez haría un milagro en Nazaret.

Jesús estaba en Nazaret el sábado, el día de adoración. ¿Adivina qué hizo Jesús? ¿Crees que fue a hacer deporte? ¿Crees que durmió hasta tarde o que fue a la playa? No, por supuesto que no! Jesús hizo lo que hacía todos los sábados. Fue a la sinagoga a adorar.

Los líderes de la sinagoga estaban tan contentos de ver a Jesús que le pidieron que leyera una Escritura y luego predicara sobre ella.

Jesús se puso de pie y recogió el pergamino donde estaba escrita la Palabra de Dios. Desenrolló el pergamino y leyó de él. Entonces se sentó y comenzó a predicar.

A los judíos de la sinagoga les gustó mucho lo que Jesús estaba predicando. Se alegraron de que Jesús fuera judío como ellos. Algunos de ellos incluso pensaron que los judíos eran mejores que los demás. Entonces Jesús dijo algo que no les gustó. Dijo que Dios ama a todos. Dios ama a los judíos, pero también ama a las personas que no son judíos. Dios quiere que todos aprendan de él.

Los judíos se enojaron mucho. No querían que nadie más que los judíos oyera hablar de Dios. Aunque Jesús estaba predicando la verdad, la gente se enojó con él.

La gente empezó a empujar a Jesús y a decirle que tenía que irse. Lo siguieron y lo empujaron hacia adelante hasta que llegó a un gran acantilado. No había otro lugar a donde Jesús pudiera ir. Parecía que todo el mundo iba a empujarlo por el acantilado.

Entonces sucedió algo asombroso. La Biblia dice que Jesús simplemente caminó a través de la multitud y se fue.

¿Cómo lo ha hecho? ¿Cómo pudo atravesar una multitud que intentaba empujarlo por un precipicio? Podría hacerlo porque Jesús es el Hijo de Dios. Él tiene el poder de Dios. ¡Él puede hacer cualquier cosa!

Jesús no se arrepintió de haber predicado las cosas que Dios quería que predicara. Lo hizo incluso si no le gustaba a la gente.

Arriba

Manera de contar la historia:

Esta historia puede ser contada usando una variedad de métodos.  Siempre manténgase fiel a los hechos que se encuentran en la Biblia, pero ayude a los niños a conectarse con su significado usando el drama, las ayudas visuales, la inflexión de la voz, la interacción del estudiante y/o la emoción. Haga click aquí para ver ayudas visuales y métodos para contar historias.

Haga clic aquí para descargar estas ilustraciones y diapositivas. Sea selectivo.  Cada maestro es único, así que sólo use las ilustraciones que mejor se relacionen con la manera en que USTED está contando la historia en ESTA lección. Demasiadas ilustraciones pueden ser confusas, así que elimine las que cubran otras historias o detalles que no desee enfatizar en esta lección.

Preguntas de repaso:

  1. ¿En qué ciudad predicó Jesús un sermón en una sinagoga? Nazaret
  2. ¿A la multitud de la sinagoga de Nazaret le gustó el sermón de Jesús al principio? Sí
  3. ¿Qué trató de hacer la multitud de Nazaret con Jesús cuando no les gustó lo que dijo en su sermón? Intentaron tirarlo por un precipicio.

Arriba

Canciones sugeridas:

Arriba

Actividades de aprendizaje y manualidades:

(Como elegir las mejores actividades de aprendizaje para mi situación de enseñanza)

Actividades:

  • Pídale a un predicador que visite la clase y que cuente sobre el trabajo que hace. También podría dar a la clase un recorrido por su oficina o biblioteca.
  • Haga un regalo para alguien que predica. Presénteselo al final de la clase o póngalo en el púlpito.
  • Hable de las cosas especiales que la familia del predicador hace para ayudarlo: la esposa anima, alimenta, repara la ropa y cuida a los niños mientras él predica. Los niños a veces no lo tienen en casa porque está predicando en alguna parte o ayudando a alguien. Escriba tarjetas a la familia del predicador.
  • Después de la lección, permita que los niños se turnen para sentarse detrás de un púlpito y «predicar un sermón» sobre la lección de hoy. También puede dejar que hagan un espectáculo de títeres y dejar que los títeres «prediquen».
  • Los niños mayores pueden aprender a tomar notas durante un sermón. Proporcione papel para hacer esto durante la adoración.

   Manualidades:

  • Haga un pergamino y escriba algo sobre la lección de hoy.

Visite la página de Ideas para la enseñanza en este sitio web para encontrar ideas que se puedan adaptar a cualquier lección.


Haga click aquí para «Jesús predica en Nazaret» en papel tamaño carta (EE.UU.)

Otros Recursos en Línea:


Arriba